S'coolbikes

S'coolbikes

Blog

Errores a evitar cuando compramos una bicicleta para niños

Primer error a evitar – El tipo de bicicleta

Es vital tener claro dónde tu hijo o hija va a usar la bicicleta para niños que le compremos. No es lo mismo vivir en el campo, o tener la posibilidad de acceder a caminos de tierra, descampados o bosques, que vivir en la ciudad y tener que usar la bici en las calles, plazas y aceras de donde residimos. Muy importante a la hora de escoger una bicicleta de montaña para niños, Fatbike, o una bicicleta de ciudad.

    

Segundo error a evitar – La calidad de la bicicletas

Si solamente miramos el precio, y buscamos una bicicleta lo mas barata posible, es fácil que no sea la más adecuada y aconsejable para un niño pequeño. En ese caso el trato que le dará a la bici será de lo más duro que se le pueda dar a un producto. En ese caso los componentes enseguida se van a romper y tendremos una visita muy temprana a un taller de bicicletas, con un sobre coste añadido, que no tuvimos en cuenta al comprar la bici. La durabilidad es muy importante en estos casos. No olvidemos que recibimos por lo que pagamos.

Tercer error a evitar – La ergonomía

No podemos olvidar que nuestros hijos están en edad de crecimiento, y desarrollo. La forma del cuadro, y la postura que tenga el niño encima de la bicicleta es muy importante a la hora de prevenir malas posturas y evitar que fuerce articulaciones.

Si una bicicleta ha estado bien diseñada y estudiada para un niño, podemos estar tranquilos que estos problemas antes mencionados no afectaran a nuestro hijo. Pero como hemos dicho antes, este diseño, estos estudios de ergonomía, esta tranquilidad tiene un precio.

Cuarto error a evitar – El tamaño de bicicleta

Es muy importante que por intentar alargar más la bicicleta que vayamos a comprar, la escojamos más grande de lo que toca para la edad y estatura de nuestro hijo. O al contrario, por intentar aprovechar una oferta o descuento, no vayamos a comprar una bici demasiado pequeña. Volvemos a lo mismo, va a provocar potenciales daños en las articulaciones de nuestro hijo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies